viernes, 23 junio 2017 3:42:50 pm

banner-br-rsth

El regreso de Wily Mo Peña a Japón

willy mo pena

Tokio, Japón (Beisboljapones).- El regreso al circuito nipón del dominicano Wily Mo Peña, quien ayer domingo disputó su primer juego con los Marinos de Lotte, es uno de los temas que más nos llaman la atención esta semana.

En lo que respecta al dominicano Wily Mo Peña, quien no ha visto acción en la liga desde finales de la campaña 2015, cabe preguntarnos, ¿qué se podrá esperar de él este año?

A pesar de las innumerables críticas que se le hacen, ya que muchos no le perdonan el hecho de que nunca haya podido triunfar en las Grandes Ligas a pesar de sus inmejorables condiciones físicas para hacerlo, debemos reconocer que su carrera en Japón hasta ahora ha sido exitosa.

En 2012, durante su debut en el circuito con SoftBank, quedó cuarto en jonrones con 21 y cuarto en empujadas con 76 en la Liga del Pacífico y además registró el décimo segundo mejor promedio con .280.

Esa actuación le valió a finales de año un puesto en el Equipo Ideal del circuito como bateador designado, lo que representa uno de los mayores honores que puede recibir un jugador de la NPB en una temporada.

Una lesión lo limitó a apenas 55 juegos en 2013, razón por la cual SoftBank lo dejó en libertad a finales de año. No obstante, los Búfalos de Orix decidieron apostar por él en 2014 y éste respondió con la que ha sido hasta ahora su mejor campaña como profesional.

Si bien su promedio ofensivo fue de apenas .255, disparó 32 cuadrangulares y remolcó 90 carreras para ocupar los puestos tercero y segundo de esos dos departamentos en la Liga del Pacífico. Por si eso fuera poco, ganó el premio a Jugador Más Valioso del mes del mes de abril en su circuito y estuvo peleando el título de jonrones de la liga hasta la última jornada de la temporada regular.

Lamentablemente, no pudo llegar a un acuerdo para renovar con Orix y continuar su carrera en la NPB en 2015, pero las Águilas de Rakuten le ofrecieron la oportunidad de regresar a Japón ese año y luego de pensarlo por un buen tiempo éste decidió aceptarla.

Rakuten le dio la responsabilidad de ser su cuarto bate titular durante todo el año y éste terminó disputando casi todos los encuentros del calendario, pero desafortunadamente no pudo cumplir con las expectativas que se tenían de él.

Bateó para .268, mostró una forma física impecable y corrió las bases con una agresividad desconocida, pero sólo pudo conectar 17 estacazos y remolcar 40 carreras, números que para un cuarto bate dejan mucho que desear.

Esa actuación marcó lo que muchos consideraron fue el final de su carrera en la NPB, sospecha que pareció confirmarse cuando no pudo regresar a la liga en 2016, ni tampoco a principios de 2017.

Sin embargo, Lotte está urgentemente necesitado de un bateador de poder y decidió darle la oportunidad con un contrato que durará hasta finales de año. ¿Qué versión de él veremos entonces en lo que resta de esta campaña?

Nuestro amigo y colega del diario Japan Times Jason Coskrey comentó en Twitter que durante su práctica de bateo del sábado en el Tokyo Dome pegó la pelota varias veces en la pared que está detrás de las gradas del jardín izquierdo. Eso, sin duda, es un indicativo de que está en buenas condiciones físicas y deseoso de conectar algunos jonrones, pero obviamente eso no es garantía de éxito.

El dominicano José Fernández demostró en 2010 que es posible regresar a la NPB a mediados de campaña y probar que uno no está acabado como pelotero.

Luego de una modesta actuación en 2009 con Orix, en la que fue su séptima temporada en la liga, el toletero caribeño pareció despedirse de Japón, especialmente cuando no fue contratado por ningún otro equipo para el inicio de 2010.

No obstante, los Leones de Seibu, que estaban necesitados con urgencia de un toletero experimentado, decidieron firmarlo después de ver lo bien que estaba rindiendo en la Liga Mexicana de Béisbol y lo demás es historia.

En los apenas 57 partidos que disputó ese año, bateó para .339, con 11 jonrones y 45 empujadas y además ayudó a Seibu a clasificar a la postemporada. Eso le valió una invitación a regresar al equipo el año siguiente y terminó por extender su presencia en la liga por 3 temporadas más.

Si Peña logra rendir de una manera similar, no cabe duda de que su contrato será renovado para el año que viene e incluso por 2 años más, dependiendo de lo impresionante que sean sus números.

Si, por el contrario, termina decepcionando, entonces está claro que será dejado en libertad a finales de campaña y se despedirá por completo del béisbol japonés.

Estamos seguros de que muchos dudan que pueda hacer algo importante este año, en especial considerando que Lotte está en el foso de la clasificación de la Liga del Pacífico y atravesando una temporada terrible, pero insistimos, la NPB es la liga en la que mejor le ha ido y es totalmente posible que pueda triunfar de nuevo en ella.

 

Escrito por Claudio Rodríguez Otero

Contenido más leído de la sección